La ciudad que se alquila: Fernando González Alberty

 

 

¡Qué agria realidad palpita en los balcones de la ciudad que se alquila! En el pecho de cada monstruo petrificado, luce un rectángulo ocre que reza: Se alquila. Carteloncitos trágicos, pregoneros de la crisis. El vientre del monstruo está vacío. Su catalepsia centenaria me ha aplacado sus ansias famélicas, y para satisfacer su perenne apetencia, alquila varios de sus órganos y se ha prendido un cartelito en el pecho.
La situación le ha pegado parches a la estética urbana. La ciudad que se alquila es una vieja harapienta, atestada de remiendos, o un anciano maltrecho, millonario de vendas.
San Juan de Puerto Rico es una ciudad que se alquila.

 

– Fernando González Alberty, Puerto Rico

20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s