Intermedio/ondulaciones: Isis Cardona

 

 

El sabor a ti debe ser un gusto y placer;

tus poros transpiran el mediterráneo.

 

Cántame y cuéntame un despertar de aguas

que bañan a una ninfa

reparando sus cuerdas vocales

desgarradas por tus encantos.

 

Corto el pelo celular,

ése que es parte y extensión del cuerpo,

residente de la dermis;

y ahora guardaré dentro del talismán mis cabellos

para realizar el apotropaico íntimo de tu espíritu.

 

Estoy frente a la pared de la epidermis, sin corriente sanguínea,

contando cuentos de mariposas,

y tan sólo un extracto de mi fuente prolifera el resumen

de una geometría sagrada.

 

¡Te he dicho que la media luna está a mi espalda!

te revoco consciente y llegas por el atajo del agujero,

a mi suerte así de perfecto,

toma mi sabor y ve a esperarme en el desierto.

 

Estoy trazando un mapa con la psiquis de mis versos,

conectando todo un relieve oceánico,

plasmando la configuración de un plan genético

que se relaciona con la anatomía evolutiva.

 

El silencio parece disonante,

una nota en desproporción se queda ambigua;

eres fosforescente entrando a mi piel,

y no puedes sentir cuanto es extrañarte.

 

El sistema linfático de su cuerpo responde

a la circulación de sangre espesa y dócil

que elabora un beso pasmoso en la quimera de las noches.

 

 

 

13319904_1079026882143361_1873777248838195324_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s